Esta idea no te va a ayudar nada

Esta idea no te va a ayudar nada

 

En el universo Star Trek hay diferentes especies humanoides.

Tal vez la más famosa sea la vulcana, que es a la que pertenece Spock.

Tanto si has visto algo de Star Trek como si no, casi seguro que sabes quién es Spock. Su carácter serio, casi siempre imperturbable y su apelación constante a la lógica lo han convertido en un referente cultural en sí mismo.

Así son los vulcanos: racionales, lógicos, desprendidos de sus emociones.

 

(Excepto una vez cada siete años, cuando entran en época de apareamiento y sus emociones e impulsos les dominan por completo durante unos días. Esto lo comento por si alguna vez te has preguntado por la vida sexual de Spock)

 

Otra de las especies es la Klingon, muchas veces considerada la antítesis de la vulcana.

Los klingon son guerreros y están dominados por conceptos emocionalmente cargados, como el honor o la valentía. Se meten en peleas y hasta guerras civiles para resolver sus asuntos.

 

¿A quiénes crees que nos parecemos más: a los vulcanos o a los klingon?

Desde hace tiempo una idea ha cobrado fuerza, muchos coaches (e incluso psicólogos/as) la repiten.

Lo que dicen es que nuestro cerebro es como un enemigo que nos juega malas pasadas.

Un enemigo por hacernos sentir ansiedad, por provocarnos emociones que nos molestan.

 

Pensar eso es un error. Nuestro cerebro no es ningún enemigo.

El error está en querer ser vulcanos.

En querer tener siempre una mirada lógica y racional.

En esperar que nuestras emociones nunca nos tiren al pozo.

 

Pensar así solo puede conducir a frustración. 

No pensamos de manera tan racional como creemos.

Nuestras emociones nos seguirán tirando al pozo de vez en cuando, lo queramos o no.

 

Si te sale el ramalazo klingon y notas que tus emociones te sobrevienen, es normal. 

No está pasando nada malo, ni tu mente te está traicionando.

Sentir emociones incómodas es natural, lo extraño sería no sentir nada.

 

Ahora bien: si te sientes mal de manera continuada, algo está pasando.

Y vale la pena investigar qué es.

Porque no es tu cerebro dándote guerra. Tu cerebro está funcionando perfectamente.

Es otra cosa.

 

 

Para ganar claridad con tus propias emociones y problemas, y para leer más historias como esta, puedes suscribirte a la newsletter. Pero hazlo solo si te interesa la psicología:

Manejar nuestros pensamientos y emociones no es tan complicado… si sabes cómo funcionan

PD: 🖖

 

 

No Comments

Post A Comment